inicio contacto facebook sindicación sindicación

Búsquedas

Lila Downs - Pecados y Milagros subir

"Habitaré tibiamente tus entrañas para salirme y volverme minúsculo, incompleto, ínfimo. Llenaré de silencio los mares, cruzaré de lado a lado la tierra. Volveré mi vista una y otra vez, para descifrarte y encontrar el canal que me devuelva. Lloraré mis dudas. Me haré más en vientres extraños, para ver el ciclo y elucidarlo. Abdicaré. La tierra me hará suyo, y me abandonará en lagrimas y sudor el agua. El viento me llevará consigo a dispersarme en otros ciclos. El fuego flameará mi olvido." - Gustavo Camacho

miércoles, 18 de abril de 2007

Bienvenida

4 comentarios


Necesaria, es muy probable que estas sólo sean palabras previas a algo que jamás suceda. Un salto al vacío real. El indicio de un próximo fracaso. Pero qué más da?. Ya a los cuarenta nada vale lo que antaño y ni siquiera es tan atrás el tiempo. Dicen de la mitad de la vida y lo cierto de ello es que en verdad ya se cuentan anécdotas de veintitantos y proyectos a futuro que bien podrían cumplirse en los próximos veinte.


A saber, no se bien por donde comenzar y tampoco eso me importa mucho. Lo valioso es que es aquí donde me derramo, entre las letras, entre los errores ortográficos y de forma. Aquí es donde soy quien soy. Donde me ganan los temores a los que gano. Donde me duele lo indecible y me arropan mis pocas seguridades. Aquí me atrevo y me aventuro, en lo efímero de cada palabra y en lo eterno que a su vez encierran para siempre. Esta es la jaula de cristal que apresa lo que pretendo.


No sé que estarás pensando ahora mismo y no me animo a adivinarlo, así que te dejo libre y ojalá estas líneas, atrapen aún tu mirada. Ya es poco lo que me reservo para sorpresas y consumirme un poco de ese poco sorprendiéndome en esta necesidad de escribirte, a vos, solo a vos, es en si una sorpresa algo precipitada… quizás vaga.


Recuerdo aún, cada vez que algo me impulsó a escribir y reside en ese recuerdo la posibilidad de reconstruir mi memoria de emociones y mi anecdotario de ilusiones desilusionadas y traiciones sin aviso. Aunque no logro elucidar en el mismo instante la especie de paraguas que abro para protegerme de quién sabe qué próxima tormenta.


He olvidado lo olvidable, lo que fue de buen modo, lo que dolió y duele cuando recuerdo, lo que supo suave y suave se repite en el anhelo y también mis orfandades. He quemado algunas quimeras y mitigado otros tantos mitos. Me he quitado algunos recuerdos de la bitácora, para dejar memoria a lo que debía devolverme, retornarme, repetirme. Entonces no olvido ordenar mis ángeles y mis musas, que de a poco procuran el antojo del pavoneo. Ese juego de residir a flor de piel y el riesgo de que una vez más, la razón y la emoción no logren entenderse.


Aún no sé cuales son tus búsquedas, tu sentido, tu orientación y es probable que no merezca saberlo o lo que es peor, que no logre asir el tiempo que me permita saberlo, pero a ese riesgo es al que intento sortear haciéndote saber estas palabras.


Puedo mirar tan profundo que a veces no logro retornar y de seguro aún esté perdido en algunas oscuridades que parecían profundidades. Eso que a muchos engaña, también me ha engañado. Me he envenenado de sueños y besos dados. He conocido el purgatorio del desamor desde siempre y cielos de paraísos inconsistentes. Pero no he renunciado a mis ambiciones, que son muchas, y a las que antecede el anhelo de conocer a quien querría junto a mí, el día de mi última muerte y muchos días antes, todo lo que falte a esa única última muerte.


Claro que es raro lo que escojo para la primera vez, y lo raro reside en la condición misma del orden. Si no, no sería una primera y por mucho, menos sería rara. Contando lo que espero no creo encontrar ya lo que es correcto.


Es en estas ocasiones cuando intento tontos exorcismos que jamás resultan; y los fracasos de tales intentos son los que nos permitirán en más leernos, interpretarnos y atendernos; por lo que no está del todo mal y no ha sido del todo en vano. Por último y por mi parte de seguro a será muy gratificante, intentaré decir lo que piense y pensar lo que diga. Gracias por honrar mis letras con tu mirada. Hasta luego. Hasta prontos luegos. Bienvenida a este momento de mi vida.

4 comentarios:

jipi dijo...
gracias Gustavo por escribirme! Un gusto haber llegado al tuyo, también. Estuve leyendo y leyendo. Me quedó esta parte en la cabeza:

No puedo evitarlo.
Equivoqué a quién,
pero no como.
Equivoqué el hacia,
pero no el desde.

No recapitularé.
Encontraré a quién entienda.

Un abrazo
Sylvana dijo...
Que buen texto para un inicio. Así, sin orden establecido. Me gusta lo de quemar quimeras y mitigar mitos, quitarte recuerdos de la bitácora (a ver si me dices cómo lo logras).

Tienes buena forma de hilar palabras, ¿pero de veras crees que es un riesgo que la razón y la emoción no logren entenderse? Y no, no tienes que contestar, puedes tomarla como pregunta retórica pero ahí está en tu texto y yo lo tomo como un dato y además me gusta que sea así.
Cecis ... funámbula dijo...
Vole despacio sin detenerme demasiado y llegue hasta aqui, hasta tu primer intento (me gusta esa forma de decirlo y no casualmente suelo utilizarla)...maravillada me voy...solo por un rato...creo que me merezco detenerme en cada uno de ellos...
Gracias por tu generosidad...
Gamma dijo...
Hola! Le hablo a tu pasado desde mi presente apurado... Te agradezco haber sido ya que siento placer de leerte...
Publicar un comentario

Jueces y Partes

Comentan

El intentador

Mi foto
Gustavo Camacho
Bº Balvanera, Buenos Aires, Argentina
 
Mi problema quedó de manifiesto cuando comprendí que en cada entramado de esta red existe la posibilidad de ganarle un minuto más al "uno mismo muerto" que engulle con prisa y retraso lo que voy intentando ser y hacer. Ojalá lo logre por el resto de mi vida.
Ver todo mi perfil

Contacto

Llena el formulario con tus datos.

Nombre
Email
Web/Blog
Asunto
Mensaje

Enlaces y promociones

    

Facebook

Facebook Blog Network:

 
 
 

Actualizan tambien


1976 - MARZO/24 - 2008

 

Bloggers que editan



Consideraciones acerca de Tutiplenes
y otros frutos de mar

Rosana Gutierrez (la Luc)
Blogs: Resacas / White Trash
Editorial: aurelia rivera
Uno a uno
Antología de cuentos sobre los '90

Autores: Ariel Magnus, Lucía Puenzo, Maximiliano Tomas, Félix Bruzzone, Sonia Budassi, Diego Máteryn, Nicolás Mavrakis, Cecilia Boullosa, Hernán Casciari, María Fasce, Hernán Vanoli, Julia Coria, Leonardo Oyola, Mariana Enriquez, Joaquín Linne, Pablo Toledo, Sebastián Martínez Daniell, Ana Cecchi, Washington Cucurto
Antologador: Diego Grillo Trubba
Blogs: Los discípulos / El diario de un neurótico
Editorial: Sudamericana / Colección Reservoir Books
España, decí alpiste
Hernán Casciari
Blogs: orsai / espoiler
Editorial: Sudamericana

Publicidad