Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2008

Trompo

p/EnRedArte
Trompo
de espirales de colores,
que gira y gira y regala
alegría y belleza
y atención lúdica
cuando dibuja letras
que son palabras
enredadas
como poemas.

Trompo
que cesa y cae de lado,
para que enrosquemos
en su cuerpo la cuerda
que renovará el impulso
para volver a bailar
y girar y girar y jugar
luciendo su danza
cadente y frenética
frente a los ojos
de nuestra sana
ilusión.

Gente de campo

Nota: He vivido algunos años de mi vida, en un pueblo cuya actividad económica principal, esta ligada al campo. Durante los días que dura este conflicto tengo algunas sensaciones encontradas que no logro elucidar. Por suerte encontré este post que ha escrito alguien a quién conozco de aquellos años en el pueblo y con su permiso lo transcribo aquí. De más esta aclarar que adhiero a lo expresado en esta transcripción.


Soy un traidor a mi clase

Por Pablo Banegas, columnista invitado
Publicado el 26 de Marzo de 2008 en Noticias San Pedro - Columnas



Soy un traidor a mi clase; ese rejunte llamado clase media. Soy un traidor a mi clase porque no me siento solidario con los que piden seguridad a cualquier precio, soy más traidor porque no quise regalarle el puerto a un oligopolio sojero, soy un traidor porque no me agarran ataques de histeria si un político me habla con mayor o menor grado de soberbia.

Y desde anoche soy más traidor todavía:
NO ME SIENTO SOLIDARIO CON EL RECLAMO DEL CAMPO Y MUCHO…

Como siempre

- Fijate en la alacena, hay fideos moñitos y medio paquete de harina triple cero justo al lado.
- ...
- ¡Pero! No puedo creer que no lo encuentres. Abrí la otra puertita. Fijate que hay un tarro con arroz y un frasco de mermelada que ahora tiene orégano. Tiene que estar por ahí. Subite a una silla, que vas a ver mejor.
-...
- ¿¡Será que tengo que ir yo!? Vos jugás con eso. Sabés que siempre termino haciendo todo por vos y eso te gusta. Así nunca vas a independizarte o aprender a resolver las cosas...
-...
- ¿Viste las llaves? Suena el timbre. Nunca sé dónde dejo las llaves. ¡Acá están! Esperame un poco, voy a abrir la puerta.
- ...
- ¡Hola mi amor! Dale, pasá.
- ¡Hola papi! Dame un beso. ¿Con quién hablabas?.
- Con nadie hija, sólo jugaba a que ya habías llegado.
- ¡Ay, papi! ¡Pero qué ansioso! - y me abrazó... como siempre.

Un mal cuento

"Una muestra de lo que no hay que escribir cuando se participa en un concurso que organiza una empresa."


Currículum Vitae

El túnel del subterráneo vomitó, con cuatro minutos de retrazo, la formación que se estacionó en el andén y abriendo sus bocas atiborradas, nos tragó también a todos, los que como yo, esperaban más o menos detrás de la línea amarilla, por precaución.

-Por suerte, un asiento!. -Me desplomé en él con la mirada perdida en el bolsillo del ejecutivo que tenía a no más de treinta centímetros de mis narices. En parte, por cómo me sentía y en parte, por no enfrentar los ojos de la anciana que me disparaba dardos con los que trataba de persuadirme para que le cediera ese pequeño tesoro que es un asiento en las horas pico, en cualquiera de los medios de transporte público de Buenos Aires.

Venía de la décima entrevista laboral de éste mes y de la centésima vez que no fui seleccionado. Un puesto justo para mi perfil, si hubiese adquirido hace quince años, la experiencia …

Resumen y agradecimiento

Ayer fue un día luminoso. Muchos fuimos al Museo de la Memoria (ex ESMA) y a la emblemática Plaza de Mayo. Muchos se prestaron con gran aplomo a dejar en claro un: “Nunca Más!”. Lo más importante es que cada uno y cada vez más, van entendiendo la consigna. Si bien no puede evitarse el duelo que se siente por el sufrimiento de los 30.000 desaparecidos, por la injusticia que sufrió y aún sufre todo un pueblo, es grato vivir cómo se es cada vez más consciente y cada vez más inclaudicables en la lucha a favor de la memoria, la verdad, la justicia y la vida.

Después de las conmemoraciones, regresé a mi casa. Miré los noticieros, más ocupados en una huelga de productores agropecuarios que están a punto de enfrentarse con los gremios camioneros. Ya que los hombres del campo han decidido cortar caminos y rutas, para lograr ser escuchados. Les decía, los noticieros no hacían sino transmitir crónicas, avivando el fuego, un enfrentamiento entre campesinos y camioneros sería el show con el q…

Murga de estación

Fue puntual
la avenida le dio paso
como a una tropilla
de fragilidades de polvo,
de papeles, de bolsas
y de hojas.
Hojas que con prisa abandonaron su árbol
para sumarse a la buena nueva
y con los pájaros tardíos
se montaban en torbellinos
subiendo a lo más alto
para festejar su libertad.
La de unos y la de otros.
Las bandadas buscaban
como turbas de vuelo y plumas
un refugio dónde ni el silencio llegue.

El primero en despojarse
fue el fresno de enfrente.
El mismo que ya no refugia
al barrendero municipal,
que sostenía su gorra verde
mientras miraba, malograda,
la tarea de todo el día.

La gente volvió a sus casas,
dejando que la murga de estación
anuncie en la avenida,
que ha llegado el dorado
y se hará del paisaje
durante los próximos tres meses.

Ha llegado
puntual y festivo,
a Buenos Aires,
el otoño.

Girondo y las citas en dudas

- ...el problema es que ya me cansé de lamentarme por todo lo que ignoro, que es casi todo lo que puede saberse. Ultimamente me he hecho amigo de gente muy culta, muy preparada. Gente que conoce las obras de artistas, que sabe de historia y de otras ciencias desconocidas para mi. Yo no se nada de eso ni de otras cosas. Muchas veces pienso que toda esta gente se inventan los asuntos de los que me hablan, sólo para dejar a la vista mi ignorancia. Por esto he pasado muy malos momentos. Escuche, hoy mismo, a la hora del té, alguien mencionó a Oliverio Girondo. Pense, pensé, pensé... y se me ocurrió que se trataba de un gremialista o un anarquista de los primeros años del mil novecientos. Sin precaución alguna, hice toda una exposición que me inventé en ese mismo momento. Debí reparar en la perplejidad de mi interlocutor. Relaté con rigurosidad histórica, varios hechos de la vida y la militancia del tal Girondo. Todos inventados, pero verosímiles. ¿Se imagina?. Terminé mi alocución diciend…

Porque aún no sé

Les dejo aquí
anécdotas de navidades, año tras año
y de cumpleaños con ausencias y sin edad.

Les dejo aquí
primeros días de clases en marzos
con calor aún, como en aquel año, años atrás.

Les dejo aquí
un listado de madres con pañuelos,
que los siguen buscando, en la misma plaza.

Les dejo aquí
un listado de hijos y de nietos que hoy
conocen sus nuevos, nombres verdaderos.

Les dejo aquí
otro listado con abuelos, hermanos, tíos, primos,
sobrinos, vecinos, maestros y obreros, sin olvido.

Les dejo aquí
noticias de justicias que aún no llegan
e injusticias de siempre, que se vuelven nuevas.

Les dejo aquí
la memoria de casi todo el pueblo
que aún sufre y sangra por heridas viejas.

Les dejo aquí
mi nombre y mi identidad y vida
para aquellos que no los quieren ni nombrar.

Les dejo aquí
la flor que aún no sé dónde dejar
y me sangra en los ojos que no dejarán de buscar.
1976 - 24 DE MARZO - 2008
Por la memoria de los 30.000 desaparecidos.
No olvidamos – No perdonamos
JUSTICIA, MEMORIA Y VIDA









En tres horas más

me habrá dicho:
- Que le gusta la música que bailamos.
- Que ansía los tiempos sin reloj.
- Que no vé la hora, de no ver la hora.
- Que no conoce mis espacios con luz de noche.

- Que escucho en la radio, una noticia que no recuerda.
- Que en la esquina, al parecer, se cruzó con conocidos.
- Que juntó unos pesos y se compró la blusa que arrugué.
- Que debo arreglar la plancha de una buena vez.

- Que no queme las tostadas de la merienda.
- Que tengo que descongelar la heladera, ahora que está vacía.
- Que está vencida la mayonesa que me trajo el mes pasado.
- Que debí avisarle para que traiga unas facturas.

- Que sabe mejor la salsa con albahaca.
- Que huelen mis sábanas a su última visita.
- Que obtiene sólo una fracción de mis besos.
- Que no está bien si luego me quedo quieto.

- Que habla con sus amigas sobre nosotros, todo el tiempo.
- Que su madre algo sospecha, como buena madre.
- Que olvidó algo importante en su trabajo, po…

Y quién se acuerda?.

En el pais del no me acuerdo
Canción de cuna - Maria Elena Walsh

En el pais del no me acuerdo
Doy tres pasitos y me pierdo.
Un pasito para alli,
no recuerdo si lo di.
Un pasito para alla
!Ay, que miedo que me da!

En el pais del no me acuerdo
Doy tres pasitos y me pierdo.
Un pasito para atras,
y no doy ninguno mas,
porque yo ya me olvide,
donde puse el otro pie.

En el pais del no me acuerdo,
Doy tres pasitos y me pierdo...



Cuando niño escuchaba esta canción.
Con el tiempo entendí parte de su significado.
Habla de un país en el que la gente olvida, a cada paso.

Cuando bebé, mi niña escuchaba esta canción
y se ha dormido algunas veces con ella.
Hoy la ha escuchado nuevamente
y en poco tiempo le dió un significado.
- Papá, esta canción no habla sólo de un país,
sino de todo un mundo que tambien olvida,
todo el tiempo y a cada paso.
Vamos a cambiarlo!.


No sé por dónde comenzaremos,
pero no dejaremos de intentarlo.

Lo mismo que tantos

Cantó por cuadras
consignas que apenas si entendía.
Sí entendía,
que todos a cuantos viera
protestaban
y él tenía por lo que levantar su voz
sus manos y sus ojos
que apenas leían
las pancartas.
Bombos y platillos
lo aturdieron por un momento
pero caminar por el medio
de la avenida era nuevo.
Sonrío y se alegró
por estar en tamaña fiesta
y junto a esos que alentaban
con sus megáfonos
caminando de espaldas
casi bailando.

Llegó por primera vez
a la plaza despoblada de palomas.
Vio los pañuelos encanecidos
de las madres de la plaza.
Vio entre el gentío la pirámide
y los árboles poblados
de pájaros morochos
sin camisa.
Vio entre la gente
la cara de una niña que conocía
de la otra cuadra de su cama.

Luego el canto de todos
se distorsionó
hacia lo inexplicable.
Las sirenas policiales
gritaban rompiendo
las arengas,
las espaldas,
las bocas,
las cabezas.

Todos corrían.

El también.

Sabía cómo hacerlo.
Lo aprendió en la peatonal
a pocas cuadras de su cama,
cuando robó
para el pan
o los turrones
del kiosco.

Corrió gritando
eufórico por hacer…

Camiseta

De mis desmemorias he logrado rescatar este recuerdo:

Era marzo aquí en Buenos Aires y el primer aviso fresco del otoño, escogió la mañana de un martes para colarse en mi cuarto. La noche anterior me había acostado cuando ella ya dormía. Entré al cuarto sin encender la luz, me desvestí, abrí el placard y tomé una camiseta. Luego, me dormí en un instante.

Al despertarme por la mañana, ella ya se había marchado a su trabajo. La luz que justificaba la ventana, hizo darme cuenta que me había puesto una de sus camisetas de dormir, la azul, la que nunca me había prestado. Como ocultándome de nadie, me tapé un poco más con las mantas y se me dió por pensar en que me había abandonado. Todo el día sólo pensé en ella y hasta lloré mirando su foto.

Cuando volvió de su trabajo le conté sobre el día que había tenido. Me escuchó mientras sonreía, cómo quién escucha la anécdota de un niño. Cuando por fin terminé mi relato, dijo:

- Mirá que sos tonto!. Yo nunca voy a alejarme de vos, pero quizás alguna …

Por la noche

Sumido
en el inventario de ausencias
que aún no logran su misión
me niego a algunos olvidos
que como recuerdos
se sublevan a una memoria
cansina y de voz lijada
por innumerables
cigarrillos incinerados
en el horno del insomnio
donde crepitan calmas
engrosando un inventario de silencios
cuando las voces de los grillos
no acallan los nombres
de mis presentes
de soledades
mudas
por la noche.

Necesarias

Lila Downs - Yunu Yucu Ninu


Hoy quisiera
obsequiarlas
y de mis pertenencias
les regalo las suaves cosas
como el olor a mandarinas,
por ejemplo.

El de las tardes
de mi pueblo de azahares
en septiembre.

El de su aliento
previo al primer beso
en un noviembre.

El del primer perfume
para la primera cita
con mi primera vez.

El de la piel
del primer sexo
con mi primer desvelo.

El del adiós
y el hallazgo nuevo
en su pelo limpio.

El del abrazo
con aquella amiga
en su primer despecho.

El de la comida
de un domingo claro
despierto con sus besos.

El de la mañana
frente a la panadería
de mi niñez invernal.

El de esta ciudad
y su estación de trenes,
cuando llegué para buscarla.

El del refugio
y el de la lluvia clara
y la tierra mojada.

El del papel
y la madera del lápiz
de mi primer poema.

Y el olor de hoy
que se las celebra
tan necesarias
que hasta siento respirarlas,
mientras pueda.




A todas, feliz día de la mujer!!!
8 de Marzo - Día Internacional de la Mujer


Qué cagada!.

El Cigala & Bebo Valdés - Lágrimas Negras (BOLERO)

- Uff!. Qué pregunta es esa?. La verdad que hasta ahora, nadie me había hecho una pregunta así. Dejame pensar. -No tenía mucho que pensar en realidad y dije: - Creo que podré estar atento. Cumplir con mis responsabilidades de la casa. Ya sabés, la compra del mes, mantener todo funcionando, eso se me da bien, por algo fui a un colegio técnico, y otras cosas que se vayan necesitando. Servirte y disfrutar que me sirvas de vez en cuando. Me gusta cocinar. Puedo ocuparme de las cuentas antes de los vencimientos. Viste que la tele, mucho no me gusta, pero tampoco tengo problemas para que miremos alguna serie. Quizás los domingos mire el resumen del fútbol, pero solo cuando Boca pierda. Es el mejor, por eso sólo me interesa cuando pierde. No haré programas con nadie, sin consultarte. Otra cosa!, prometo avisarte cuando me demore, por cualquier motivo, así no te preocupas, ni enojás al pedo. Espero que vos hagas lo mismo. Respecto a los as…

¡Fuerza Virginia!

¡Virginia está en Valencia
y hoy recibió un donante
del riñón que tanto cambiará su vida!.

Pilar y yo, estamos con vos, Martín y Milagros!.

¡Te queremos mucho!.

¡Vivan las oportunidades carajo!




Los Diablos Rojos te saludan!

Abandónica

- ... ya ves, mi infancia huyó de mi como una sombra que no quizo estar ligada a mi existencia. Tuve suerte de verla huir. De otra forma no sabría que fue de ella. Debo reconocer que muchas veces yo mismo, haría lo mismo conmigo. El problema es que a esta altura de mi adultez aún no sé hacia dónde se proyecta la luz. Sé que un día mis pupilas harán foco en alguna cosa y esa será la oportunidad para justificarme mientras tanto.

- Hey!. Mirá yo pensé que me invitarías a un telo. Está bueno lo que me contás, pero tengo que irme. Mis hijos están por salir del colegio. Nos vemos otro día o quizás... nunca.

Huyó de mi como una sombra que no quiere estar ligada a mi existencia. Seguiré buscando una sombra, un par de días más. Si no la encuentro, la llamaré para invitarla a un telo.

Inalterable

En estos blancos,
las heridas de mi vocabulario
y el semblante lineal e ileso
de un papel que no logro interpretar.

Desangro por ello
en las letras de un alfabeto mudo
que caen en orden insignificante
adulterando con residuos el intento.

Luego un vendabal
voltea la página de mi historia
y como un fracaso ya inaugurado
me enfrenta otra vez a lo inalterable.