Ir al contenido principal

Abandónica


- ... ya ves, mi infancia huyó de mi como una sombra que no quizo estar ligada a mi existencia. Tuve suerte de verla huir. De otra forma no sabría que fue de ella. Debo reconocer que muchas veces yo mismo, haría lo mismo conmigo. El problema es que a esta altura de mi adultez aún no sé hacia dónde se proyecta la luz. Sé que un día mis pupilas harán foco en alguna cosa y esa será la oportunidad para justificarme mientras tanto.

- Hey!. Mirá yo pensé que me invitarías a un telo. Está bueno lo que me contás, pero tengo que irme. Mis hijos están por salir del colegio. Nos vemos otro día o quizás... nunca.


Huyó de mi como una sombra que no quiere estar ligada a mi existencia. Seguiré buscando una sombra, un par de días más. Si no la encuentro, la llamaré para invitarla a un telo.

Comentarios

  1. Gus,
    y siii, creo que nos parecemos y mucho.
    Tampoco encontré esa luz en donde enfocarme, y creo estar perdida entre tantas lucecitas que ya me molestan...
    Mi vida es confusa, y no encajo en muchas cosas... ojalá la encuentres, ojalá la encuentre... mientras tanto, hay que seguir viviendo, no?
    Mil besos

    ResponderEliminar
  2. Gus, dejé algo para vos en mi Blog, espero no te enojes y te guste...
    besotes...
    Rox

    ResponderEliminar
  3. Gracias Enredada!.
    Seguiré intentando mis méritos!.

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo se puede resistir a esas palabras?

    ResponderEliminar
  5. Lo que huye es por miedo, ¿no?
    A mí nunca me gustó huir ni que me huyeran. Por eso tampoco creo en las justificaciones, sino en el ser, existir en esa luz. Su enfoque ya no depende de nosotros.

    ResponderEliminar
  6. Anfitrite: Has visto?!. No es la primera vez que me sucede. Uno nunca sabe cómo obra en los demás nuestro discurso, sobre todo si se es tan poco intuitivo como yo.
    Fernando: Pasa que mi problema esta en el sinsentido y en que, por lo general, se me dá bien la oscuridad, o por lo menos más comunmente. La luz devela cada cosas!, que mejor no ver.

    ResponderEliminar
  7. Con ese discurso no te vas a levantar ni a la mañana!

    xD

    ResponderEliminar
  8. corriente alterna17 de marzo de 2008, 1:32

    sabes que un sueco del siglo XIX, con tu mismo nombre (carl gustav jung) también habla de la sombra. nombra a la sombra como aquello que queda sin integrar en uno, y opera luego desde atrás, con el fin de cobrarse el haber sido bastardeada, otrora. salvajemente así.
    y ? la invitaste finalmente?
    muy bueno tu escrito.

    ResponderEliminar
  9. fe de erratas
    era suizo, no sueco eh. casi iigual. ja.

    ResponderEliminar
  10. Me recordó un texto de Murakami, donde a la gente le quitan sus sombras. Me parece interesante como usas aqui la idea de las sombras, la de la infancia que huye, la de la mujer que no quiere estar ligada a la existencia del protagonista.

    Y sí, hay quienes tienen prisa para todo, otras vamos aprendiendo, aunque sea poco a poco, a tener paciencia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Omnisilente

Se que la canción está sonando
porque mi piel vibra
pero no la escucho.

El cielo de este día parece para siempre
y adivino verte aparecer
detrás de una sombra.

Siento la canción que no escucho
porque la canción no ha terminado y suena.

Quizás nunca vuelva a ser de noche,
ni silencio de luz omnipresente
y de canción interminable.

La materia que es viva
y enloquecida al oír tu nombre
me arrebata los ojos.

No lograré verte
ni escucharé la canción
hasta que deje de vibrar
el cuerpo de mi cuerpo.

Cierro definitivamente los sentidos
para concentrarme hasta explotar
desde la cicatriz del centro.

Me muevo hacia todos los espacios de la casa
y la canción suena y lo sé por mis manos que te buscan.

La música sigue sonando
y yo sin escucharla
me recojo en pedazos
y me voy juntando entre mis manos.

No veo a quién canta la canción
que no escucho
pero se que sigue sonando
entre las cortinas temporales.

Nadie aparece de una sombra.

Nadie aparece por una pregunta.

Nadie abandona
la penitencia del aband…

Renacernos

Un día cualquiera
para el inicio de todos los días
nos caeremos al barro.
Nos volveremos al barro
y del barro nos reinventaremos
para fundar oportunidades
para saltar al otro lado
y desde el otro lado
renacernos.

Un tiempo cualquiera
para el reincio de los tiempos
nos reinauguraremos en adelabios.
Nos volveremos ademanes en la piel
y del puro cuero crearemos un nosotros
para antojarnos errantes
para dejarnos llevar sin traernos
y desde todas las distancias
renacernos.

No sabremos de saber, todo.
No podremos de poder, todo.
No renunciaremos de abandonar, todo.

Desde nuestros confines
oportunamente nos reiniciaremos
para humanizarnos cuando lo salvaje
ya no nos salve.

Para humanizarnos desde el barro
de agua y humus.

Para caernos, ¿por qué no?
Y renacernos.

La campaña de la eñe

Adherite a ésta campaña para que en Argentina se apruebe el uso de la eÑe en los dominios de Internet de nuestro país y en todos los países de habla hispana.<!-- Código del enlace --><a href="http://necesaria.blogspot.com/2008/04/la-campaa-de-la-ee.html" target="_blank"><img border="0" alt="eÑe Argentina" src="http://bp1.blogger.com/_qWYzdvNcFeM/SAP0ULfsZSI/AAAAAAAAATg/ZoF2cKjN-jo/S1600-R/campania_enie.gif" title="eÑe Argentina" /></a>Logros en otros países de habla hispana: www.eñe.cl / www.eñe.es

p/Leer:
La eñe tambien es gente p/María Elena Walsh:
http://www.me.gov.ar/efeme/mewalsh/laenie.html

La letra eñe no se entrega - Clarín (14/03/1998)
http://www.clarin.com/diario/1998/03/14/e-07702d.htm

Ñ - Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%91

Nic - Chile
http://www.ñandú.cl

La incansable batalla de la letra Ñ - Univisión
http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=328328

La letra Ñ llega a las direccione…