Ir al contenido principal

Qué cagada!.



El Cigala & Bebo Valdés - Lágrimas Negras (BOLERO)

- Uff!. Qué pregunta es esa?. La verdad que hasta ahora, nadie me había hecho una pregunta así. Dejame pensar. -No tenía mucho que pensar en realidad y dije: - Creo que podré estar atento. Cumplir con mis responsabilidades de la casa. Ya sabés, la compra del mes, mantener todo funcionando, eso se me da bien, por algo fui a un colegio técnico, y otras cosas que se vayan necesitando. Servirte y disfrutar que me sirvas de vez en cuando. Me gusta cocinar. Puedo ocuparme de las cuentas antes de los vencimientos. Viste que la tele, mucho no me gusta, pero tampoco tengo problemas para que miremos alguna serie. Quizás los domingos mire el resumen del fútbol, pero solo cuando Boca pierda. Es el mejor, por eso sólo me interesa cuando pierde. No haré programas con nadie, sin consultarte. Otra cosa!, prometo avisarte cuando me demore, por cualquier motivo, así no te preocupas, ni enojás al pedo. Espero que vos hagas lo mismo. Respecto a los asuntos parentales, sabés que no tengo relación con familiares míos, igualmente no creo que tengas problemas en adaptarme a los tuyos. De hecho me caen bastante bien. Igualmente, en este tema, no suelo tomarme nada muy en serio ni a la tremenda. Una cosa que me gustaría pedirte es que no esperes a que adivine lo que estés necesitando, se me dá muy mal adivinar nada, así que siempre házmelo saber e intentaré hacer lo que esté a mi alcance. Intentaré no discutir por tonterías. Propiciaré una buena charla cuando te vea tensa por algo. Si en algún momento pensás en que debo cambiar algo de mi forma de ser, ni sueñes que te haga caso. Creo que es probable que, en quién me convierta al cambiar, no te elija a vos como pareja. No suena bien, pero si lo pensás me darás la razón. Voy a necesitar que me tengas paciencia con la escritura, me gusta mucho hacerlo y espero que no te moleste. Sobre todo cuando me quedo a la noche haciendo ruido con el teclado de la compu. Podría decirte algunas cosas más, pero no sé que estás pensando. Bueno, no sé… es todo… decime algo.

Me beso con ternura y alegría. En los días subsiguientes nos dedicamos a buscar un lugar donde irnos a vivir juntos. Todo anduvo muy bien por casi dos meses. Un día, al llegar de mi trabajo, la noté tensa. Nos sentamos a conversar.

- Mirá Gustavo, todo bien, pero la verdad que no creí que hablabas en serio cuando te pregunté cómo plantearías vos una convivencia. Lo cierto es que no estoy preparada para una relación así. Me molesta haberme dado cuenta ya metidos en esto. Me voy a la casa de mis viejos. No te enojes conmigo. No sos vos, soy yo el problema. Sos un buen tipo y un buen candidato… vas ver que encontrarás quién sepa recibir todo lo que tenés para dar. Sólo me llevaré mis cosas. Te quiero mucho. Me gustaría que sigamos viéndonos.

- Ni lo sueñes. Si te vas no me verás más un pelo.

Metió sus cosas en dos bolsos y algunas cajas. Llamó a su padre para que la busque con el auto y se fue para siempre. Yo sigo en el departamento que alquilamos. No he hecho si no nada. Está bastante desordenado y sucio. Me molesta no hacer por mi, lo que sí hacía por ambos. En la tele que no miro, El Cigala llora los cantos de mis negras lágrimas. Sentado en su lado de la mesa, sigo escribiendo y he vuelto a fumar. Qué cagada!.

Comentarios

  1. Dragón de Azúcar7 de marzo de 2008, 20:47

    Qué Cagada!

    Muy buena descripción de semejante situación, se parece tanto a la vida de muchos...

    Espero que vuelvas a dejar el cigarrillo.

    J.

    ResponderEliminar
  2. Gustavo, acá estoy, leyéndote, y eso que escribiste...
    el decepcionarse, el primero empezar dejando tanto de lo nuestro por alguién y que después nos dejen porque no es como pensaben, ¿y cómo es? como carajo tiene que ser? ¿cómo?
    No se Gus, es todo muy difícil...
    mil besos

    ResponderEliminar
  3. Dragon: Casi que por eso escribo, porque entre todos podremos entender lo que a muchos nos sucede.
    Enredada: No sé cómo es. Sí sé que el descrédito es un problema. Eso de estar preparados para desilusionarnos hace que actuemos en ese único sentido.

    ResponderEliminar
  4. Y si...asi es...tan bien dicho...
    Ya me despedi tres veces por un rato y sigo estando aqui...es dificil dejar de leer...
    En mi blog te deje mi respuesta y en el tuyo, te dejo mi pregunta...no me gusta agregar links sin consultar...pero seria un orgullo para mi que estuvieras ahi...ya casi necesario...
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Me gusta la descripción del inicio y bien lograda la sensación del final.

    Me gusta lo que dices en el comentario de escribir para entender.

    ResponderEliminar
  6. excelente el relato de tus historias! Me gusta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Horrible esperanza

Sumido a la frescura más vital
del ardor violento del olvido sobre la piel
imaginando la existencia frágil
dentro de este envase sin caducidad
pero que vencerá de todas formas
me propongo
lavarlo con fuego
ensuciarlo con nubes
perfumarlo con aire infecto
tocarlo con magia develada
entregarlo a la desidia de ella
enfermarlo con vicios al vicio
liberarlo con mandarinas de estación
y romperlo en una sola fracción.

Me llevaré a caminar en la maleza
guiado por la pura intuición de sus fronteras
para que la naturaleza me explote en las tripas
poniendo la confianza en el silencio
de la sordera y la muda palabra
que se ignorará a inconciencia
para respirar hondo, orondo y sencillo
al ritmo airoso de una canción desconocida
cantada con pulso ausente para
la danza de la furia enloquecida
que enloquecerá furiosa y letal
de cara al concierto íntimo de mis propias iras.

El viento soplará bravo como sopla el viento
en estas épocas de poco coraje
que entre maldades provocadas
viene a impregnar…

Por si acaso

Si usted señora
acaso se atreva a escucharme,
le diría que nada yace bajo el lacio
porque no quedaron cabales ni posibles
y la salubre ansiedad no es madre de miedos.

Si usted misma
fuese a tropiezos sobrevolando,
la acogería donde no anida el rumor
porque he dejado de ser por este cuerpo
y amuro en mis pesadillas una rasca de sueño.

Si usted también
apostara y acertara en rodearme,
le entendería lo que bien sepa decir
porque a fuerza he escuchado maldades
y he aprendido a separar palabras sin sentido.

Si usted ahora
lanzara fuerte y artero el rayo,
le consentiría amaneceres ajustados
porque no hay noche de ayer mejor a hoy
y sepa señora que ya no persigo vanas victorias.

Si usted mañana
oyera de mi boca un imposible,
no inquiete sus romanceras alarmas
porque no suplicaré sus beneficios severos
y estaré en la puerta de sus labios por si acaso.


Renacernos

Un día cualquiera
para el inicio de todos los días
nos caeremos al barro.
Nos volveremos al barro
y del barro nos reinventaremos
para fundar oportunidades
para saltar al otro lado
y desde el otro lado
renacernos.

Un tiempo cualquiera
para el reincio de los tiempos
nos reinauguraremos en adelabios.
Nos volveremos ademanes en la piel
y del puro cuero crearemos un nosotros
para antojarnos errantes
para dejarnos llevar sin traernos
y desde todas las distancias
renacernos.

No sabremos de saber, todo.
No podremos de poder, todo.
No renunciaremos de abandonar, todo.

Desde nuestros confines
oportunamente nos reiniciaremos
para humanizarnos cuando lo salvaje
ya no nos salve.

Para humanizarnos desde el barro
de agua y humus.

Para caernos, ¿por qué no?
Y renacernos.