Ir al contenido principal

Horrible esperanza



Sumido a la frescura más vital
del ardor violento del olvido sobre la piel
imaginando la existencia frágil
dentro de este envase sin caducidad
pero que vencerá de todas formas
me propongo
lavarlo con fuego
ensuciarlo con nubes
perfumarlo con aire infecto
tocarlo con magia develada
entregarlo a la desidia de ella
enfermarlo con vicios al vicio
liberarlo con mandarinas de estación
y romperlo en una sola fracción.

Me llevaré a caminar en la maleza
guiado por la pura intuición de sus fronteras
para que la naturaleza me explote en las tripas
poniendo la confianza en el silencio
de la sordera y la muda palabra
que se ignorará a inconciencia
para respirar hondo, orondo y sencillo
al ritmo airoso de una canción desconocida
cantada con pulso ausente para
la danza de la furia enloquecida
que enloquecerá furiosa y letal
de cara al concierto íntimo de mis propias iras.

El viento soplará bravo como sopla el viento
en estas épocas de poco coraje
que entre maldades provocadas
viene a impregnarme de aquello
que no seré capaz de aprender.

¡Sí que es dificil!
¡Viene siendo todo muy dificil!
Encerrado en este envase no pude ser
ni defensor de la muerte ni adulador de la vida.
¿Qué vida es fácil si la muerte acecha?
Puedo adivinar cuánto cuesta eso que cuesta
al estar debajo de un techo que ruge
que grita estruendos esta misma noche
como anoche o antes de anoche en la noche
con el valor a cuestas de espaldas inválidas
como la mía y la de este cuerpo que castigo
con este viento inocente que quiere destruir
orodando con gotas agujas de la misma lluvia
que bordó mi cara auyentando la tierra.

Contemplo tu cuerpo, mi vida, mi amor,
mi muerte, mi odio, mi triste alegría
y allí dentro siento el alma tonta y atrevida
como siempre desde hace millones de muertes
de hermosas personas de bellas mentes
plagadas de errores por la locura rebelde
de poetas analfabetos, padres de piedra, artistas artificiales,
trabajadores bajos, soñadores somnolientos,
valientes inválidos y mujeres muertas
en manos de hombres innombrables,
insuficientes y asquerosos.

Hoy estoy loco y me desangro virtualmente
por las venas rajadas con este borde de precipicio
y si alguien me dijera de una vez
que nunca podré lograrlo
que abandone las tonterías de las utopías
que me libere de la idea de la libertad por improbable
que si te amasaron con lágrimas serás simplemente eso
que la rueda sigue girando y aplastándolo todo
que es vano soñar porque no cura nada al levantarte
cada día otra vez preso y oprimido por una simple,
tenáz, voráz, implacable, insalubre, inútil
y horrible esperanza.

No me fío de mi mente
y felicito a quienes siguen
disfrutando y confiando en  las búsquedas.   

Y si alguien me dijera de una vez por todas
que nunca podré lograrlo
me quedaría tranquilo a esperar
que aquello que me busca
me encuentre mortalmente vivo.

Comentarios

  1. Hola Mirando mi blog los textos viejos de hace muchos años te encontre...Te escribo que es de tu vida hoy contame

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Omnisilente

Se que la canción está sonando
porque mi piel vibra
pero no la escucho.

El cielo de este día parece para siempre
y adivino verte aparecer
detrás de una sombra.

Siento la canción que no escucho
porque la canción no ha terminado y suena.

Quizás nunca vuelva a ser de noche,
ni silencio de luz omnipresente
y de canción interminable.

La materia que es viva
y enloquecida al oír tu nombre
me arrebata los ojos.

No lograré verte
ni escucharé la canción
hasta que deje de vibrar
el cuerpo de mi cuerpo.

Cierro definitivamente los sentidos
para concentrarme hasta explotar
desde la cicatriz del centro.

Me muevo hacia todos los espacios de la casa
y la canción suena y lo sé por mis manos que te buscan.

La música sigue sonando
y yo sin escucharla
me recojo en pedazos
y me voy juntando entre mis manos.

No veo a quién canta la canción
que no escucho
pero se que sigue sonando
entre las cortinas temporales.

Nadie aparece de una sombra.

Nadie aparece por una pregunta.

Nadie abandona
la penitencia del aband…

La campaña de la eñe

Adherite a ésta campaña para que en Argentina se apruebe el uso de la eÑe en los dominios de Internet de nuestro país y en todos los países de habla hispana.<!-- Código del enlace --><a href="http://necesaria.blogspot.com/2008/04/la-campaa-de-la-ee.html" target="_blank"><img border="0" alt="eÑe Argentina" src="http://bp1.blogger.com/_qWYzdvNcFeM/SAP0ULfsZSI/AAAAAAAAATg/ZoF2cKjN-jo/S1600-R/campania_enie.gif" title="eÑe Argentina" /></a>Logros en otros países de habla hispana: www.eñe.cl / www.eñe.es

p/Leer:
La eñe tambien es gente p/María Elena Walsh:
http://www.me.gov.ar/efeme/mewalsh/laenie.html

La letra eñe no se entrega - Clarín (14/03/1998)
http://www.clarin.com/diario/1998/03/14/e-07702d.htm

Ñ - Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%91

Nic - Chile
http://www.ñandú.cl

La incansable batalla de la letra Ñ - Univisión
http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=328328

La letra Ñ llega a las direccione…

Nada puede escapar

Hoy Buenos Aires
amaneció pequeña,
estrecha, atiborrada y fría.

Sus veredas como cintas
de cemento se escurren
bajo mi pié quebrado.

Desde una ventana
esa mujer mira
hacia mi,
hacia mi cara en la calle.

Hace frío y la pena
cuenta tantas cuentas
como la alegría
y juntas yacen
detrás de paredes
que me tienen
sin cuidado.

Un niño corto de suelas
se abraza a si mismo
y juega al fútbol
con una botella
que rueda calle abajo
y termina aplastada
por un automóvil
sin patente.

En la próxima esquina
está el café
enfriándose en la mesa
de un bar sin diarios.

No tengo dónde ir
y ella ha decidido
no esperarme.

Mi mente emite
intermitencias
y un silencio
viscoso
se apodera
de aquello
a lo que no puedo
dar importancia.

Miro la hora
en mi reloj pequeño.

Miro esta Buenos Aires pequeña
y me siento grande,
algo mayor,
cansado.

Pienso en que ya esta
siendo hora
de terminar
con este asunto.