Ir al contenido principal

Refugio

Refugio
Ilustrador: Carlos Ramón
    
Mis manos conocen modelar el puro barro
que imita las formas del inicio mismo
de la raza que la espanta y mata
del sino del olvido mentiroso
del vasto deseo en ciernes
de la vida a ultranza
del caluroso sudor
de su roce hueco
mi mansedumbre
y mi refugio.
  

Comentarios

  1. Este es un post SOBERBIO. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Sr. Gustavo, vengo leyéndolo hace un tiempo y veo que cada vez lo hace mejor.
    Le mando mi aliento para que no cese de intentarlo.
    Considerado,

    Abelardo C.

    ResponderEliminar
  3. Realmente impecable. Letra y gráfica.

    ResponderEliminar
  4. Este poema encierra muchos signos, algunos indescifrables, todos con una cadencia increíble.
    Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  5. Y tu corazón hace que tus dedos tecleen hermosas palabras que se garban en el alma de los que leen, a puro fuego de admiración y ensoñación.
    Y sólo se puede refrescar el ardor que dejan, con suspiros.
    Bello!!!! como siempre.
    Un beso inmenso y feliz fin de semana, poeta.

    ResponderEliminar
  6. Un dejo nuevo, sabiduría.
    Saludos, Camacho.

    ResponderEliminar
  7. Gustavo, ¿me dejás ser la mujer del barro que modelan tus manos?
    ¡Qué gusto leerte!
    Flor

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Omnisilente

Se que la canción está sonando
porque mi piel vibra
pero no la escucho.

El cielo de este día parece para siempre
y adivino verte aparecer
detrás de una sombra.

Siento la canción que no escucho
porque la canción no ha terminado y suena.

Quizás nunca vuelva a ser de noche,
ni silencio de luz omnipresente
y de canción interminable.

La materia que es viva
y enloquecida al oír tu nombre
me arrebata los ojos.

No lograré verte
ni escucharé la canción
hasta que deje de vibrar
el cuerpo de mi cuerpo.

Cierro definitivamente los sentidos
para concentrarme hasta explotar
desde la cicatriz del centro.

Me muevo hacia todos los espacios de la casa
y la canción suena y lo sé por mis manos que te buscan.

La música sigue sonando
y yo sin escucharla
me recojo en pedazos
y me voy juntando entre mis manos.

No veo a quién canta la canción
que no escucho
pero se que sigue sonando
entre las cortinas temporales.

Nadie aparece de una sombra.

Nadie aparece por una pregunta.

Nadie abandona
la penitencia del aband…

Renacernos

Un día cualquiera
para el inicio de todos los días
nos caeremos al barro.
Nos volveremos al barro
y del barro nos reinventaremos
para fundar oportunidades
para saltar al otro lado
y desde el otro lado
renacernos.

Un tiempo cualquiera
para el reincio de los tiempos
nos reinauguraremos en adelabios.
Nos volveremos ademanes en la piel
y del puro cuero crearemos un nosotros
para antojarnos errantes
para dejarnos llevar sin traernos
y desde todas las distancias
renacernos.

No sabremos de saber, todo.
No podremos de poder, todo.
No renunciaremos de abandonar, todo.

Desde nuestros confines
oportunamente nos reiniciaremos
para humanizarnos cuando lo salvaje
ya no nos salve.

Para humanizarnos desde el barro
de agua y humus.

Para caernos, ¿por qué no?
Y renacernos.

La campaña de la eñe

Adherite a ésta campaña para que en Argentina se apruebe el uso de la eÑe en los dominios de Internet de nuestro país y en todos los países de habla hispana.<!-- Código del enlace --><a href="http://necesaria.blogspot.com/2008/04/la-campaa-de-la-ee.html" target="_blank"><img border="0" alt="eÑe Argentina" src="http://bp1.blogger.com/_qWYzdvNcFeM/SAP0ULfsZSI/AAAAAAAAATg/ZoF2cKjN-jo/S1600-R/campania_enie.gif" title="eÑe Argentina" /></a>Logros en otros países de habla hispana: www.eñe.cl / www.eñe.es

p/Leer:
La eñe tambien es gente p/María Elena Walsh:
http://www.me.gov.ar/efeme/mewalsh/laenie.html

La letra eñe no se entrega - Clarín (14/03/1998)
http://www.clarin.com/diario/1998/03/14/e-07702d.htm

Ñ - Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%91

Nic - Chile
http://www.ñandú.cl

La incansable batalla de la letra Ñ - Univisión
http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=328328

La letra Ñ llega a las direccione…