Ir al contenido principal

La manta verde

 
Entre las casas del pueblo
hay una cama con manta verde
y en esa cama una mujer
anciana y negada
muere por temor
al ridículo.

No ha podido contenerse
y el calor húmedo
ha mojado sus trapos
evidenciando su cuerpo
irreverente.

Sus hijos están en la sala
disputando un turnero
de involuntarios sacrificios.

Ninguno sabe que ella
ha decidido no necesitarlos
pero un hedor a orina rancia
viene a darles el mensaje.

Se escuchan protestas.
Se abre la puerta del cuarto
en el que el aire se ha quedado intacto.

Se escucha un suspiro.
Estalla un llanto.
Pero la nada
ha presentado
su impronta
implacable.

Uno de ellos sale al patio
y quema el almanaque
con un fósforo encendido
que arranca de su bolsillo.

La mujer ha muerto por fin
y desde hace tiempo.
 

Comentarios

  1. Muy buen blog. Quería invitarte a intercambiar enlaces y a visitar mi sitio haciendo click aquí.

    Saludos,
    Diego López
    Titular de Mercader Explorer

    ResponderEliminar
  2. Uff... la muerte es uno de esos temas tan recurrentes y a la vez tan difíciles de abordar.
    ¿Cómo escribir de la muerte sin tentarse en un escape (de la misma), en una mirada superficial o sin derrapar por una ficción pomposa?

    Yo no lo sé,
    pero usted le ha tocado el culo con maestría,
    y ha salido ileso.

    Grande!

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo... El final es perfecto... y el principio... Me ha gustado mucho..

    ResponderEliminar
  4. Que duro. Es como dice Ikeda: "las personas embriagadas por la jactancia de su juventud suelen sentir rechazo hacia la gente anciana. Los hombres embriagados por el orgullo de la salud sienten aversión por la gente enferma. Y los seres humanos, embriagados por el orgullo de estar vivos, aborrecen la muerte. Pero al apartar la mirada de la vejez, la enfermedad y la muerte..." y otras miserias que hacen el rejunte. Retrataste muy bien una situación que se repite demasiado.

    ResponderEliminar
  5. "la nada ha presentado su impronta implacable" Me quedo con ese verso rotundo. me he paseado por tu blog y me ha gustado. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Gustavo se nota mayor precisión en tus "intentos". Esto me ha gustado mucho, al igual que todos las últimas cosas que publicaste. ¡No dejes de intentarlo nunca! Un abrazo. Hernán.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Omnisilente

Se que la canción está sonando
porque mi piel vibra
pero no la escucho.

El cielo de este día parece para siempre
y adivino verte aparecer
detrás de una sombra.

Siento la canción que no escucho
porque la canción no ha terminado y suena.

Quizás nunca vuelva a ser de noche,
ni silencio de luz omnipresente
y de canción interminable.

La materia que es viva
y enloquecida al oír tu nombre
me arrebata los ojos.

No lograré verte
ni escucharé la canción
hasta que deje de vibrar
el cuerpo de mi cuerpo.

Cierro definitivamente los sentidos
para concentrarme hasta explotar
desde la cicatriz del centro.

Me muevo hacia todos los espacios de la casa
y la canción suena y lo sé por mis manos que te buscan.

La música sigue sonando
y yo sin escucharla
me recojo en pedazos
y me voy juntando entre mis manos.

No veo a quién canta la canción
que no escucho
pero se que sigue sonando
entre las cortinas temporales.

Nadie aparece de una sombra.

Nadie aparece por una pregunta.

Nadie abandona
la penitencia del aband…

Renacernos

Un día cualquiera
para el inicio de todos los días
nos caeremos al barro.
Nos volveremos al barro
y del barro nos reinventaremos
para fundar oportunidades
para saltar al otro lado
y desde el otro lado
renacernos.

Un tiempo cualquiera
para el reincio de los tiempos
nos reinauguraremos en adelabios.
Nos volveremos ademanes en la piel
y del puro cuero crearemos un nosotros
para antojarnos errantes
para dejarnos llevar sin traernos
y desde todas las distancias
renacernos.

No sabremos de saber, todo.
No podremos de poder, todo.
No renunciaremos de abandonar, todo.

Desde nuestros confines
oportunamente nos reiniciaremos
para humanizarnos cuando lo salvaje
ya no nos salve.

Para humanizarnos desde el barro
de agua y humus.

Para caernos, ¿por qué no?
Y renacernos.

La campaña de la eñe

Adherite a ésta campaña para que en Argentina se apruebe el uso de la eÑe en los dominios de Internet de nuestro país y en todos los países de habla hispana.<!-- Código del enlace --><a href="http://necesaria.blogspot.com/2008/04/la-campaa-de-la-ee.html" target="_blank"><img border="0" alt="eÑe Argentina" src="http://bp1.blogger.com/_qWYzdvNcFeM/SAP0ULfsZSI/AAAAAAAAATg/ZoF2cKjN-jo/S1600-R/campania_enie.gif" title="eÑe Argentina" /></a>Logros en otros países de habla hispana: www.eñe.cl / www.eñe.es

p/Leer:
La eñe tambien es gente p/María Elena Walsh:
http://www.me.gov.ar/efeme/mewalsh/laenie.html

La letra eñe no se entrega - Clarín (14/03/1998)
http://www.clarin.com/diario/1998/03/14/e-07702d.htm

Ñ - Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%91

Nic - Chile
http://www.ñandú.cl

La incansable batalla de la letra Ñ - Univisión
http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=328328

La letra Ñ llega a las direccione…