Ir al contenido principal

La manta verde

 
Entre las casas del pueblo
hay una cama con manta verde
y en esa cama una mujer
anciana y negada
muere por temor
al ridículo.

No ha podido contenerse
y el calor húmedo
ha mojado sus trapos
evidenciando su cuerpo
irreverente.

Sus hijos están en la sala
disputando un turnero
de involuntarios sacrificios.

Ninguno sabe que ella
ha decidido no necesitarlos
pero un hedor a orina rancia
viene a darles el mensaje.

Se escuchan protestas.
Se abre la puerta del cuarto
en el que el aire se ha quedado intacto.

Se escucha un suspiro.
Estalla un llanto.
Pero la nada
ha presentado
su impronta
implacable.

Uno de ellos sale al patio
y quema el almanaque
con un fósforo encendido
que arranca de su bolsillo.

La mujer ha muerto por fin
y desde hace tiempo.
 

Comentarios

  1. Muy buen blog. Quería invitarte a intercambiar enlaces y a visitar mi sitio haciendo click aquí.

    Saludos,
    Diego López
    Titular de Mercader Explorer

    ResponderEliminar
  2. Uff... la muerte es uno de esos temas tan recurrentes y a la vez tan difíciles de abordar.
    ¿Cómo escribir de la muerte sin tentarse en un escape (de la misma), en una mirada superficial o sin derrapar por una ficción pomposa?

    Yo no lo sé,
    pero usted le ha tocado el culo con maestría,
    y ha salido ileso.

    Grande!

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo... El final es perfecto... y el principio... Me ha gustado mucho..

    ResponderEliminar
  4. Que duro. Es como dice Ikeda: "las personas embriagadas por la jactancia de su juventud suelen sentir rechazo hacia la gente anciana. Los hombres embriagados por el orgullo de la salud sienten aversión por la gente enferma. Y los seres humanos, embriagados por el orgullo de estar vivos, aborrecen la muerte. Pero al apartar la mirada de la vejez, la enfermedad y la muerte..." y otras miserias que hacen el rejunte. Retrataste muy bien una situación que se repite demasiado.

    ResponderEliminar
  5. "la nada ha presentado su impronta implacable" Me quedo con ese verso rotundo. me he paseado por tu blog y me ha gustado. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Gustavo se nota mayor precisión en tus "intentos". Esto me ha gustado mucho, al igual que todos las últimas cosas que publicaste. ¡No dejes de intentarlo nunca! Un abrazo. Hernán.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Horrible esperanza

Sumido a la frescura más vital
del ardor violento del olvido sobre la piel
imaginando la existencia frágil
dentro de este envase sin caducidad
pero que vencerá de todas formas
me propongo
lavarlo con fuego
ensuciarlo con nubes
perfumarlo con aire infecto
tocarlo con magia develada
entregarlo a la desidia de ella
enfermarlo con vicios al vicio
liberarlo con mandarinas de estación
y romperlo en una sola fracción.

Me llevaré a caminar en la maleza
guiado por la pura intuición de sus fronteras
para que la naturaleza me explote en las tripas
poniendo la confianza en el silencio
de la sordera y la muda palabra
que se ignorará a inconciencia
para respirar hondo, orondo y sencillo
al ritmo airoso de una canción desconocida
cantada con pulso ausente para
la danza de la furia enloquecida
que enloquecerá furiosa y letal
de cara al concierto íntimo de mis propias iras.

El viento soplará bravo como sopla el viento
en estas épocas de poco coraje
que entre maldades provocadas
viene a impregnar…

Por si acaso

Si usted señora
acaso se atreva a escucharme,
le diría que nada yace bajo el lacio
porque no quedaron cabales ni posibles
y la salubre ansiedad no es madre de miedos.

Si usted misma
fuese a tropiezos sobrevolando,
la acogería donde no anida el rumor
porque he dejado de ser por este cuerpo
y amuro en mis pesadillas una rasca de sueño.

Si usted también
apostara y acertara en rodearme,
le entendería lo que bien sepa decir
porque a fuerza he escuchado maldades
y he aprendido a separar palabras sin sentido.

Si usted ahora
lanzara fuerte y artero el rayo,
le consentiría amaneceres ajustados
porque no hay noche de ayer mejor a hoy
y sepa señora que ya no persigo vanas victorias.

Si usted mañana
oyera de mi boca un imposible,
no inquiete sus romanceras alarmas
porque no suplicaré sus beneficios severos
y estaré en la puerta de sus labios por si acaso.


La campaña de la eñe

Adherite a ésta campaña para que en Argentina se apruebe el uso de la eÑe en los dominios de Internet de nuestro país y en todos los países de habla hispana.<!-- Código del enlace --><a href="http://necesaria.blogspot.com/2008/04/la-campaa-de-la-ee.html" target="_blank"><img border="0" alt="eÑe Argentina" src="http://bp1.blogger.com/_qWYzdvNcFeM/SAP0ULfsZSI/AAAAAAAAATg/ZoF2cKjN-jo/S1600-R/campania_enie.gif" title="eÑe Argentina" /></a>Logros en otros países de habla hispana: www.eñe.cl / www.eñe.es

p/Leer:
La eñe tambien es gente p/María Elena Walsh:
http://www.me.gov.ar/efeme/mewalsh/laenie.html

La letra eñe no se entrega - Clarín (14/03/1998)
http://www.clarin.com/diario/1998/03/14/e-07702d.htm

Ñ - Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%91

Nic - Chile
http://www.ñandú.cl

La incansable batalla de la letra Ñ - Univisión
http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=328328

La letra Ñ llega a las direccione…