Ir al contenido principal

Premonición


Su tapado rojo de nervios,
la distinguía en el atiborrado
escenario del bar el sábado
a las cinco de la tarde.

Adiviné que me diría:
"-Sinceramente no me gusta sincerarme..."
Luego, ya no habría de escuchar
sus palabras sin garantías.

Decidí marcharme antes que sus ojos
distinguieran mi mejor camisa.

Luego, no he vuelto a verla.

Luego de estas palabras,
dejaré de recordarla.

Al menos es
lo que presiento.
  

Comentarios

  1. BELLA FOTO
    Y es bueno que no la recuerdes.
    ¡qué peligro!.. representan los que sinceramente no quieren sincerase, para los que luchan por que la sinceridad sea su refugio entre tanta tormenta de disfraces
    besos poeta Gizz

    ResponderEliminar
  2. Palabras sin garantía... pocas palabras la tienen creo yo. Tal vez es mejor dejar de recordar, aunque no sé si es lo mismo que olvidar.

    ResponderEliminar
  3. quizás alguna vez presientas que brota en forma de pensamiento...

    Ah! y gracias por contarme la historia que envuelve a tu blog...

    BSS

    ResponderEliminar
  4. Hola Gustavo, qué de tiempo, ¿te envío un avión o prefieres un yate porque te he dejado un regalito en mi hotel del alma, cuando puedas puedes venir a recogerlo, espero que sea de tu agrado, hay una super gala montada, música, barra libre etc.

    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Aunque no te lo digan creo que poca gente habla con garantía en sus palabras, se nta al querer traducir en hechos las palabras.

    Saludos y que hermosa la foto.

    ResponderEliminar
  6. Un poema con alto contenido de misterio.
    Lindo, lindo.
    Salud!
    Mabel.

    ResponderEliminar
  7. Gus, pasate por mi blog y retirá tus premios!!!!!!
    te quieroooooooooooooooooooo!

    ResponderEliminar
  8. El Frío empapa las manos y las hace esconderce en los bolsillos para menguar sus acciones.

    ResponderEliminar
  9. Yo tuve un tapado azul.
    Yo también dejé de ser sincera
    pensando que lo protegía
    pero, al hacerlo,
    le abrí la puerta a mi verdugo.
    Yo también dejé de recordarlo.
    Hasta que un día,
    como quien evoca una mala novela,
    recordé.
    Y fui feliz
    porque había aprendido a elegir.

    ResponderEliminar
  10. Cuando se cierran las posibilidadesa la sinceridad, no hay poder humano que abra nuevas opciones salvo la opción de desear olvidar.

    ResponderEliminar
  11. ¿Y por qué será que a la gente no le gusta sincerarse?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Horrible esperanza

Sumido a la frescura más vital
del ardor violento del olvido sobre la piel
imaginando la existencia frágil
dentro de este envase sin caducidad
pero que vencerá de todas formas
me propongo
lavarlo con fuego
ensuciarlo con nubes
perfumarlo con aire infecto
tocarlo con magia develada
entregarlo a la desidia de ella
enfermarlo con vicios al vicio
liberarlo con mandarinas de estación
y romperlo en una sola fracción.

Me llevaré a caminar en la maleza
guiado por la pura intuición de sus fronteras
para que la naturaleza me explote en las tripas
poniendo la confianza en el silencio
de la sordera y la muda palabra
que se ignorará a inconciencia
para respirar hondo, orondo y sencillo
al ritmo airoso de una canción desconocida
cantada con pulso ausente para
la danza de la furia enloquecida
que enloquecerá furiosa y letal
de cara al concierto íntimo de mis propias iras.

El viento soplará bravo como sopla el viento
en estas épocas de poco coraje
que entre maldades provocadas
viene a impregnar…

Por si acaso

Si usted señora
acaso se atreva a escucharme,
le diría que nada yace bajo el lacio
porque no quedaron cabales ni posibles
y la salubre ansiedad no es madre de miedos.

Si usted misma
fuese a tropiezos sobrevolando,
la acogería donde no anida el rumor
porque he dejado de ser por este cuerpo
y amuro en mis pesadillas una rasca de sueño.

Si usted también
apostara y acertara en rodearme,
le entendería lo que bien sepa decir
porque a fuerza he escuchado maldades
y he aprendido a separar palabras sin sentido.

Si usted ahora
lanzara fuerte y artero el rayo,
le consentiría amaneceres ajustados
porque no hay noche de ayer mejor a hoy
y sepa señora que ya no persigo vanas victorias.

Si usted mañana
oyera de mi boca un imposible,
no inquiete sus romanceras alarmas
porque no suplicaré sus beneficios severos
y estaré en la puerta de sus labios por si acaso.


La campaña de la eñe

Adherite a ésta campaña para que en Argentina se apruebe el uso de la eÑe en los dominios de Internet de nuestro país y en todos los países de habla hispana.<!-- Código del enlace --><a href="http://necesaria.blogspot.com/2008/04/la-campaa-de-la-ee.html" target="_blank"><img border="0" alt="eÑe Argentina" src="http://bp1.blogger.com/_qWYzdvNcFeM/SAP0ULfsZSI/AAAAAAAAATg/ZoF2cKjN-jo/S1600-R/campania_enie.gif" title="eÑe Argentina" /></a>Logros en otros países de habla hispana: www.eñe.cl / www.eñe.es

p/Leer:
La eñe tambien es gente p/María Elena Walsh:
http://www.me.gov.ar/efeme/mewalsh/laenie.html

La letra eñe no se entrega - Clarín (14/03/1998)
http://www.clarin.com/diario/1998/03/14/e-07702d.htm

Ñ - Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%91

Nic - Chile
http://www.ñandú.cl

La incansable batalla de la letra Ñ - Univisión
http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=328328

La letra Ñ llega a las direccione…