Ir al contenido principal

Perra vida

Una anciana con su perra vida,
entiende de una sola vez a la vez
que sobre el armario del desconsuelo
sólo reposan las miradas ciegas
de un pasado que no vuelve
al evocarlo por capricho y antojo
o al retenerlo en la insana cobardía
o en la negación de aquel portazo
que aún retumba en sus oídos
taponados por la dejadez.

Entonces toma un crucigrama
y su sombrero de verano.
Pone a la perra su correa
y va caminado sin atajos
hasta la plaza.
Allí en la plaza,
se sienta frente a mi en el banco gris
y desvergonzada me muestra su entrepierna.

Desorientado pero animado
pienso en que tengo una nueva razón,
para ir hasta el bar a tomar una cerveza
y para postergar el argumento de mis quejas.



Comentarios

  1. la imagen muy divertida. Espero que disfrutes de esas cervezas.

    Un abrazo desde mi alma, aún con la sensibilidad a flor de piel por la partida terrenal de mi padre!

    ResponderEliminar
  2. es tan triste.... llegar a viejitos, y estar solos.... es tan bello lo que escribís
    Sabés?
    te extraño!
    mil besos

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, la foto y el poema son geniales.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me parece esperanzador, salir, sentarse en el banco gris y mostrar su entrepierna. A ti, o a cualquier otro que hubiera estado ahí, sólo por el gusto de estar ahí.

    ResponderEliminar
  5. Espero que te hayas tomado las cervezas, que postergues cualquier queja, porque escribes lindo, así que no te quejes
    Además muchos , no tienen cerveza, ni perro, ni banco donde sentarse, ni habilidad para descargar las quejas en lindos poemas
    Besos poeta
    Gizz

    ResponderEliminar
  6. Perra vida! que te niegas a aceptar el paso de los días, el peso de los años, lo triste de la piel marchita, te vas para dejarme en solo una mueca...

    ResponderEliminar
  7. Las entrepiernas de las mujeres, jóvenes o viejas, vírgenes o superusadas, son ilusión de un cuerpo que idealizamos y en sus últimas hojas muestra una cruel decrepitud a la que nadie quiere llegar, pero la moneda cae siempre del revés.

    ResponderEliminar
  8. olvidé decir que me gusta tu forma de escribir y fue un buen gusto hacerl. Mi afecto.

    ResponderEliminar
  9. no se si diria que es divertida la imagen...si sorprende y la sorpresa es siempre bienvenida.. Lo cierto es que lograste una bella, liviana y fresca manera de contar lo doloroso y gris de una anciana perra vida.
    a mi me evoco mis epocas en los hospitales psiquiatricos, con pacientes a las cuales la dignidad les fue vedada hace tiempo y cuya unica escapatoria suele ser la provocacion de algun gesto vivo en otro que mira...Aunque sea en el gesto de otro que, finalmente, tambien se aleja..
    ale

    ResponderEliminar
  10. Saludos.
    Me quedo con estos últimos versos ...

    " Desorientado pero animado
    pienso en que tengo una nueva razón,
    para ir hasta el bar a tomar una cerveza
    y para postergar el argumento de mis quejas."

    !!! reflexión, soledad, incertidumbre ... !!!
    Qué más da: inefable momento en el que muchos
    encontramos, aunque solo sea por unos instantes,
    ese equilibrio perfecto, entre una cerveza
    y nuestros más recónditos pensamientos.

    http://jbusquet.blogspot.com/

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Omnisilente

Se que la canción está sonando
porque mi piel vibra
pero no la escucho.

El cielo de este día parece para siempre
y adivino verte aparecer
detrás de una sombra.

Siento la canción que no escucho
porque la canción no ha terminado y suena.

Quizás nunca vuelva a ser de noche,
ni silencio de luz omnipresente
y de canción interminable.

La materia que es viva
y enloquecida al oír tu nombre
me arrebata los ojos.

No lograré verte
ni escucharé la canción
hasta que deje de vibrar
el cuerpo de mi cuerpo.

Cierro definitivamente los sentidos
para concentrarme hasta explotar
desde la cicatriz del centro.

Me muevo hacia todos los espacios de la casa
y la canción suena y lo sé por mis manos que te buscan.

La música sigue sonando
y yo sin escucharla
me recojo en pedazos
y me voy juntando entre mis manos.

No veo a quién canta la canción
que no escucho
pero se que sigue sonando
entre las cortinas temporales.

Nadie aparece de una sombra.

Nadie aparece por una pregunta.

Nadie abandona
la penitencia del aband…

Renacernos

Un día cualquiera
para el inicio de todos los días
nos caeremos al barro.
Nos volveremos al barro
y del barro nos reinventaremos
para fundar oportunidades
para saltar al otro lado
y desde el otro lado
renacernos.

Un tiempo cualquiera
para el reincio de los tiempos
nos reinauguraremos en adelabios.
Nos volveremos ademanes en la piel
y del puro cuero crearemos un nosotros
para antojarnos errantes
para dejarnos llevar sin traernos
y desde todas las distancias
renacernos.

No sabremos de saber, todo.
No podremos de poder, todo.
No renunciaremos de abandonar, todo.

Desde nuestros confines
oportunamente nos reiniciaremos
para humanizarnos cuando lo salvaje
ya no nos salve.

Para humanizarnos desde el barro
de agua y humus.

Para caernos, ¿por qué no?
Y renacernos.

Horrible esperanza

Sumido a la frescura más vital
del ardor violento del olvido sobre la piel
imaginando la existencia frágil
dentro de este envase sin caducidad
pero que vencerá de todas formas
me propongo
lavarlo con fuego
ensuciarlo con nubes
perfumarlo con aire infecto
tocarlo con magia develada
entregarlo a la desidia de ella
enfermarlo con vicios al vicio
liberarlo con mandarinas de estación
y romperlo en una sola fracción.

Me llevaré a caminar en la maleza
guiado por la pura intuición de sus fronteras
para que la naturaleza me explote en las tripas
poniendo la confianza en el silencio
de la sordera y la muda palabra
que se ignorará a inconciencia
para respirar hondo, orondo y sencillo
al ritmo airoso de una canción desconocida
cantada con pulso ausente para
la danza de la furia enloquecida
que enloquecerá furiosa y letal
de cara al concierto íntimo de mis propias iras.

El viento soplará bravo como sopla el viento
en estas épocas de poco coraje
que entre maldades provocadas
viene a impregnar…